Bea + Sami

Esta boda se planteaba bastante complicada porque a los novios no les gusta que les hagan fotos. Tuve mucho cuidado de que se sintieran cómodos con nosotros a pesar de que los friéramos a fotos. He de decir que lo conseguimos. Quedaron muy contentos con nuestra presencia ese día. Personalmente me encantó haber fotografiado esta boda, y es que, cuando ves como todos los amigos y familiares de una pareja disfrutan de esa manera con su felicidad, acabas yéndote a casa con un buen rollo y con una sonrisa en la cara.  ¡Me encanta este trabajo!

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en BODAS, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *